Contribución de la RedLAM al Panel de Alto Nivel de la ONU sobre Acceso a Medicamentos

El pasado 28 de febrero la Red Latinoamericana por el Acceso a Medicamentos (RedLAM), red de la que FGEP forma parte, presentó una contribución al Panel de Alto Nivel sobre Acceso a los Medicamentos convocado por el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon con el objetivo para remediar las incoherencias entre el sistema de derechos de los inventores (que incluye a las patentes farmacéuticas), las normativas de derechos humanos, la reglas de comercio y la salud pública en el ámbito de las tecnologías de la salud.

La convocatoria incluye la conformación de un Grupo Asesor de Expertospara asesorar al Panel conformado por 11 personalidades destacadas del sector público, privado, académico, profesional y de la sociedad civil. En reconocimiento a su expertise, activismo y amplia trayectoria, la Dra. Lorena Di Giano, Directora Ejecutiva de Fundación GEP y Coordinadora General de la RedLAM fue convocada y formará parte de este Grupo Asesor.

La contribución de la RedLAM -que puede leerse íntegramente aquí–  es un paso más en la defensa del derecho a la salud y el acceso a medicamentos en la región. Fue desarrollada a partir de la trayectoria y vasta experiencia de sus organizaciones miembro, que permitió presentar un detallado análisis del contexto actual en los siguientes términos:

-Los Estados tienen la obligación indeclinable de garantizar el derecho a la salud (que incluye fundamentalmente el acceso a medicamentos);

-El sistema actual de protección de la propiedad intelectual (que incluye las regulaciones internacionales y nacionales de las patentes medicinales) ha fallado en promover la innovación necesaria para solucionar las principales problemáticas globales de la salud y para orientar la investigación y desarrollo de nuevos tratamientos en base a necesidades de salud (y no de mercado como sucede en la práctica).

Esto ha llevado a que en la actualidad se produzcan anualmente 18 millones de muertes por enfermedades para las que existe tratamiento medicinal (700 mil en América Latina, según datos de la OMS), y que 100 millones de personas vivan debajo de la línea de pobreza por culpa de los gastos privados en salud.

Como viene denunciando la RedLAM en cada una de sus acciones, la principal barrera para el acceso universal a medicamentos en la región son las normativas de protección de la propiedad intelectual, que permiten que las compañías farmacéuticas establezcan precios exorbitantes que ponen en riesgo los presupuestos de los programas nacionales de salud y, por ende, el acceso a medicamentos. Esta denegación fáctica del derecho a la salud del 95% de la población constituye una violación violenta y sistemática de los derechos humanos.

En base a este diagnóstico de situación, la RedLAM propone las siguientes soluciones:

1. Reestructuración de los sistemas de I+D, producción y acceso en -al menos- los siguientes aspectos cruciales:

  • Sistemas y mecanismos alternativos de Investigación y Desarrollo (I+D).
  • Abolición de la protección de propiedad intelectual para las tecnologías, productos y procesos de la salud en todos los países.
  • Producción pública local/regional de medicamentos para garantizar la sustentabilidad de provisión de medicamentos como alternativa al esquema actual general de producción.

2. Medidas transitorias mientras se logran los objetivos de la Propuesta 1: Incluye una serie de medidas transitorias como la utilización de salvaguardas de salud de ADPIC y exclusión de medidas ADPIC-plus.

Tras la convocatoria, el Panel recibió 175 propuestas, a partir de las cuales se realizarán audiencias públicas los próximos 10 y 17 de marzo en Londres y Sudáfrica. Estas sesiones estarán disponibles vía streaming, y también estarán habilitados canales de Twitter y Facebook para alimentar el debate.

Seguramente, propuestas ambiciosas como la de la RedLAM serán confrontadas fuertemente por parte de compañías farmacéuticas transnacionales y algunos gobiernos de países desarrollados. Sin embargo, consideramos que nuestra propuesta es coherente y que nuestra experiencia y trayectoria de trabajo en la región nos permiten asegurar que un nuevo sistema de protección de la propiedad intelectual, acompañado de nuevos esquemas de I+D, tendrá un impacto inmediato en la población. Para las personas afectadas, la posibilidad de acceder a medicamentos genéricos asequibles significará la posibilidad de garantizar el derecho a la salud y el respeto integral de los derechos humanos. Para los gobiernos, significará la posibilidad de desarrollar marcos normativos que permitan balancear el respeto de los derechos humanos, del derecho de los inventores y del derecho a la salud.

Los medicamentos no son una mercancía, sino bienes sociales para asegurar la Salud Pública de la Población

, , , , , , , ,

Deja un comentario