Comunicado: faltantes de medicamentos para VIH, acceso a la información pública y derecho a la Salud.

El lunes dimos a conocer un análisis de la situación sobre la medicación de VIH en Argentina: no hay stock de tres medicamentos y para fin de año va a faltar stock de 15 medicamentos más. Fundación GEP analizó datos, cruzó información e investigó a partir de denuncias que recibió el Frente Nacional por la Salud de las personas con VIH  y órdenes de compras, que el Estado tiene la obligación de publicar. No es la primera vez: Fundación GEP tiene un Observatorio de Acceso a medicamentos y compras públicas y desde 2012 monitoreamos las políticas públicas en materia de VIH.  

Si querés leer todo el PDF que nos mandó la DNSYETS descargalo acá: Consulta por compras públicas a la DNSYETS

Ayer, con posterioridad al informe de Fundación GEP sobre faltantes de medicamentos, la Secretaría de Salud de la Nación publicó un comunicado en el que entra en contradicciones con su propio informe remitido a Fundación GEP como parte de un pedido de información pública.

El comunicado reconoce que existen faltantes de tres drogas para VIH: “El consumo de drogas se ha incrementado considerablemente en estas últimas semanas en relación a nuevas recomendaciones nacionales e internacionales. Debido al aumento de la demanda, se registró una disminución del stock en algunas jurisdicciones”.

La incorporación de nuevas drogas al vademécum de medicamentos y la actualización de las guías de tratamiento es una tarea que, históricamente, y de forma habitual ha llevado adelante la DNSYETS. Parte del trabajo asociado a la implementación de las guías es prever, antes de aprobarlas, que haya un stock suficiente de medicamentos para ponerlas en marcha. Cualquier actualización de los tratamientos, si se hace con la diligencia suficiente, no debería ser una justificación de la falta de provisión de medicamentos. Por lo tanto, la explicación que brinda la Dirección no hace más que poner en evidencia la negligencia en la gestión de su administración.

La marcada falta de planificación en materia de compras de la DNSYETS en estos últimos años, han llevado a -prácticamente- abandonar el mecanismo de las licitaciones públicas que debe ser utilizado. En su lugar aumentaron exponencialmente las compras directas en detrimento de la óptima utilización de los escasos presupuestos públicos. Esto genera que aumenten de precios que el Estado paga por los medicamentos. El Observatorio de Acceso a medicamentos y compras públicas de Fundación GEP ha venido sistematizando y publicando información de compras públicas que da cuenta de la falta de previsibilidad y planificación de la Dirección desde hace siete años. 

Las constantes denuncias de faltantes de medicamentos y la renuncia de los últimos tres directores nacionales también dan cuenta del estado de las políticas públicas en materia de salud. Entre septiembre y diciembre de 2018 la Dirección estuvo acéfala: luego del decreto que eliminó el Ministerio de Salud de la Nación y lo transformó en Secretaría, durante cuatro meses no hubo responsables de la DNSYETS por lo tanto de las políticas públicas en materia de VIH, Tuberculosis y ETS a nivel nacional.

La respuesta que publicó la Secretaría está llena de giros narrativos que intentan confundir: toma como excusa el aumento de demanda, niega los faltantes de medicamentos y la falta stock, desconoce los reclamos y las denuncias por faltantes, el fraccionamiento en la provisión y el cambio compulsivo de esquemas de tratamiento.

El comunicado también afirma: “A partir del próximo lunes 5 de agosto, comenzará la distribución de esta combinación de drogas (darunavir 800 mg-ritonavir 100 mg) a todas las jurisdicciones del país”, ello confirma que hay faltantes y que al verse descubierta la Dirección acelera una compra a través de adjudicación directa. El Boletín Oficial publicó hoy la adjudicación del expediente de compra DA-2019644-APN-JGM, cuyo estado, hasta el día de ayer era incierto. Al respecto debemos preguntarnos; ¿es posible que el lunes próximo ya estén llegando los medicamentos a todas las jurisdicciones del país donde hay faltantes?

Un caso similar es el de la combinación darunavir 600 mg/ritonavir 100 mg cuyo stock fue reportado por la Dirección Nacional de SIDA en el informe del 24 de junio de 2019 dirigido a nuestra Fundación. Referenciando stock hasta el 11 de julio de 2019, no reportando compra alguna. Sin embargo, la Dirección en su comunicado de ayer expresó: “Se realizó la compra de Darunavir 800/Ritonavir 100 para cubrir a todos los pacientes hasta julio de 2020. La asociación de drogas Darunavir 600/Ritonavir 100 mg se está distribuyendo con normalidad y se cuenta con stock de esta formulación. La próxima semana ingresa la compra directa de este producto. No se registraron faltantes de esta formulación”. 

El reporte de la Dirección además coincide con las denuncias de faltantes que varias organizaciones de la sociedad civil (que conforman el Frente por la Salud de las Personas con VIH) recibieron de los referentes de salud de distintas regionales de la Provincia de Buenos Aires -VI, VII, XII-, CABA, Jujuy, Santa Fe, Mendoza.

Desde la creación del Programa Nacional de Sida en el año 2000 habíamos logrado avanzar mucho en materia de planificación de compras públicas, previsión y mantenimiento de stocks de medicamentos antirretrovirales. De hecho, esta situación de faltantes no se presentaba desde el 2001. Claramente hemos retrocedido en cuanto se han desmantelado políticas y prácticas efectivas que garantizaron por muchos años que no le falte medicación a ninguna persona con VIH en Argentina”, dijo Lorena Di Giano, Directora Ejecutiva de Fundación GEP. 

Cambios forzados de esquemas de tratamiento 

Fernanda tuvo dos cambios de esquema de tratamiento en este año, y a Esteban, su compañero le pasó algo similar. “Él tomaba Darunavir 800mg  una vez por día. Pero como no se consigue más, ahora tiene que tomar dos pastillas de Darunavir 600mg, dos veces por día. En vez de tomar 800 miligramos está tomando 1200”, dijo.

La Dirección de SIDA se encuentra en plan de transición a esquemas de primera línea basados en el inhibidor de integrasa Dolutegravir”, continúa la DNSYETS. Si bien es cierto que en marzo de 2019, según indican las nuevas guías de tratamiento, se empezaron a reemplazar medicamentos como el Efavirenz o combinaciones por el medicamento dolutegravir, se ha hecho evidente que no hay un criterio establecido por la DNSYETS para preservar la salud de las personas, sino que se están cambiando los esquemas de tratamiento de manera compulsiva, con el mero objetivo de reemplazar un medicamento faltante.

Las combinaciones con Darunavir ya eran parte de las guías como esquemas de primera línea y siguen siéndolo en las nuevas guías vigentes desde marzo; no debería haber un incremento en la demanda de esta combinación. La única combinación nueva en las guías es la combinación con Dolutegravir. 

Me cambiaron el esquema dos veces en este año. Hace un mes me cambiaron la medicación de nuevo. La semana pasada fui al hospital y me dieron un blister, que se me acabó a la semana. Cuando volví a pedir más, me dijeron que ya no había y que no sabían cuándo iba a haber de nuevo pero que era probable que hasta fin de año no consiga”, dijo Claudia. 

Acceso a la información pública

Para obtener los datos, nos amparamos en la ley nacional nº 27.275, de acceso a la información pública. La ley sostiene que para poder garantizar la transparencia y la máxima divulgación, se tienen que difundir datos de manera accesible para todxs.

La Dirección Nacional de Sida sostuvo en su comunicado que “Tanto el presupuesto como la provisión de drogas se encuentran garantizados”.

Nos reconforta saber que pudimos visibilizar lo que realmente está pasando y que por ello, la Secretaría resolvió adjudicar la compra del Darunavir 800/Ritonavir 100. Vamos a seguir trabajando para que se garantice la provisión de los 15 medicamentos restantes cuyo stock se termina en los próximos meses y de los cuales no existen reportes ni publicaciones oficiales de existencia de compras públicas. De ello depende la salud y la vida de miles de personas,dijo José María Di Bello, Presidente de Fundación GEP.

La información que procesamos y dimos a conocer surge de una consulta realizada a la misma Dirección. Si la divulgación de esta información aceleró procesos de compra pendientes, esperamos que se difunda la información correcta, con los números de expedientes y trámites incluidos, de acuerdo a las responsabilidades que le corresponde al gobierno.

Desde Fundación GEP queremos un Estado presente, con políticas públicas que garanticen el acceso a tratamientos para todxs,  que pueda cumplir con las leyes de acceso a la información pública y transparente

 

 

, , , , ,

Deja un comentario