Fundación GEP entre lxs espiadxs por la AFI

Buenos Aires 8 junio de 2020. En el día de ayer supimos por varios medios que la actual titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, preparaba una denuncia penal a ser presentada ante la Justicia para que se dé curso a una investigación por espionaje ilegal realizado a dirigentes políticxs, representantes de universidades y CONICET, así como a representantes sociales. Pudimos constatar que la Fundación GEP y sus representantes se encontraban entre las personas damnificadas.

El proceso ilegal de espionaje, formación de carpetas y de “listas negras” por parte de la AFI se dió principalmente en la oportunidad de dos reuniones cumbres internacionales: la Cumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en diciembre de 2017 y la reunión de los líderes de los países que integran el Grupo de los 20 (G20), en noviembre de 2018. Ambas reuniones tuvieron lugar en Buenos Aires.

Desde su creación, Fundación GEP participa en asambleas y distintas reuniones del Sistema de Naciones Unidas y, nuestra Directora Ejecutiva fue convocada para formar parte del Grupo de Expertos que asesoró al Panel de Alto Nivel sobre Acceso a Medicamentos e Innovación conformado por el ex Secretario de Naciones Unidas, Ban Ki Moon.

En oportunidad de la reunión de OMC en Argentina (dic 2017), Fundación GEP inscribió a 4 representantes para participar como observadores de las reuniones Ministeriales y de Presidentes, a través de un proceso de acreditación que involucró la presentación de datos personales como así también el acompañamiento de antecedentes de trabajo institucional, informes de estudios de impacto, y otras publicaciones técnicas que la Fundación viene desarrollando.

Sin embargo, cinco días antes de la realización de la reunión de OMC, dicho organismo nos notificó: “el país anfitrión nos ha informado que, por razones sin especificar, las autoridades argentinas encargadas de la seguridad han decidido denegar su acreditación”, sostuvieron en una notificación.

En ese momento éramos unas 64 personas nacionales y extranjeras afectadas por la medida del Presidente Macri. La única explicación que se nos dio fue a través de un parte de prensa 558/17 del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto que decía se denegaba la participación por explícitos llamamientos a manifestaciones de violencia a través de las redes sociales, expresando vocación de generar esquemas de intimidación y caos”,  indicó Lorena Di Giano, Directora Ejecutiva de Fundación GEP. 

Muchxs de lxs afectadxs iniciamos una acción de hábeas data patrocinadxs por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) con el objetivo de conocer cuál es la información personal y de nuestra actividad política que había obtenido la AFI. Ante los requerimientos de la Justicia el organismo se escudó en la ley de inteligencia y argumentó que no tenía obligación de brindar esa información. Las diferentes instancias judiciales procedieron a rechazar las acciones. Por eso, algunos de los expedientes están hoy en la Corte Suprema de Justicia de la Nación esperando su tratamiento”, dijo José María Di Bello, Presidente de Fundación GEP.

Fundación GEP es una organización que defiende a la salud como un derecho humano y todas sus acciones pretenden generar espacios de diálogo, formación y discusión para que la salud no sea considerada una mercancía y así limitar el avance de las agendas neoliberales sobre nuestras políticas sanitarias, cuerpos y territorios. Nuestro trabajo está especialmente orientado a eliminar las barreras al acceso a medicamentos que generan las patentes farmacéuticas que han sido generadas por políticas adoptadas por los países en la OMC.

Nuestra Fundación conformó la Confluencia de Organizaciones fuera OMC y fuera G20-FMI, que tuvo como principales resultados la realización de las Cumbre de los Pueblos en diciembre 2017 y en noviembre de 2018 realizadas en paralelo a las Cumbres de OMC y un espacio para el debate interseccional que debatió políticas públicas, economía, feminismos, bienes comunes y acceso a la salud. 

Fundación GEP forma parte de redes locales, regionales e internacionales y articula con otras organizaciones. Formamos parte del capítulo local de la Asamblea Argentina Mejor Sin TLC y, junto con RedLAM, de su plataforma regional, América Latina Mejor sin TLC.

Mientras se organizaba la 11ª Cumbre de la OMC nosotros estábamos en plena difusión de un estudio de impacto que había demostrado las consecuencias negativas que tienen los derechos de propiedad intelectual sobre la salud pública. Además sostenía que no se debían firmar medidas ADPIC Plus. Estas recomendaciones, por supuesto, son contrarias a la agenda que impulsa la OMC y a las que, claramente, Macri estaba alineado. Nos hicieron espionaje por nuestra forma de pensar. Fue persecución política”, expresó Di Giano.

El espionaje ilegal se llevó a cabo contra Fundación GEP y, como consecuencia, fue incorporada a una “lista negra” de organizaciones de la sociedad civil que expresamente están en contra de las políticas neoliberales. Además, persiguieron a nuestro presidente José María Di Bello y a nuestra Directora Ejecutiva, Lorena Di Giano.

Las acciones ilegales de espionaje nos perjudicaron como organización ya que generaron antecedentes negativos: fueron utilizados para bloquear nuestra participación en un ámbito internacional de Naciones Unidas donde la persecución ideológica y política no deberían tener lugar. La participación de la sociedad civil en la ONU es un principio rector democrático y de funcionamiento. Es muy grave que el gobierno de Macri haya realizado estas prácticas no solamente contra organizaciones y ciudadanxs argentinxs sino contra personas extranjeras que desde hace años contribuyen con el trabajo de ONU”, agregó Di Giano.

Desde Fundación GEP repudiamos los hechos de espionaje ilegal, exigimos tener acceso a la información que figura en los archivos ilegales sobre nuestras personas y nos solidarizamos, además, con lxs periodistas, acedémicxs y militantes sociales que luchan día a día para discutir la agenda neoliberal que impone la OMC; el G20 y el FMI en nuestros cuerpos y territorios. 

Deja una respuesta