Marcha Federal por la Salud Pública: masivo repudio social al ajuste

Miles de personas marchamos desde la sede del (ex) Ministerio de Salud de la Nación hasta la Plaza de Mayo. Fundación GEP fue parte de la columna de las organizaciones del Frente Nacional por la salud de las personas con VIH con quienes desplegamos un gran lazo rojo para visibilizar el brutal recorte en el presupuesto 2019, que dejará al 30% de las personas sin medicamentos. Pablo V. García, presidente de la Fundación fue parte de la manifestación en Mar del Plata, junto a las organizaciones y redes de personas con VIH, donde el repudio a las políticas de ajuste se hizo sentir. El acceso a medicamentos, los tratamientos y la prevención están en riesgo.

Foto: Jose Luis Schazenbach

Ayer lxs trabajadorxs de hospitales, gremios, organizaciones sociales y organismos de derechos humanos marchamos para decir: “¡El ajuste en salud mata!”

“Eliminar el Ministerio de Salud de la Nación sintetiza el abandono del rol del Estado en la garantía del derecho a la salud al pueblo. Por esto, desde un colectivo plural y transversal convocamos a esta Marcha Federal en Defensa de la Salud Pública”, expresa el comunicado que consensuamos más de 300 organizaciones de sociedad civil y gremiales y que se leyó ayer en Plaza de Mayo.

Desde el Observatorio de Acceso a Medicamento de Fundación GEP denunciamos el recorte previsto en el presupuesto 2019 para la Dirección Nacional de Sida y ETS: según sus propias estimaciones, el presupuesto necesario para poder hacer frente a las compras de medicamentos, a la inflación y devaluación sería de 5100 millones de pesos. Pero el presupuesto presentado por el oficialismo en el Congreso asigna sólo 3100 millones de pesos para la Dirección Nacional.

El presupuesto del año 2018 de la Dirección de Sida fue de 2289 millones de pesos, que significaban, con un dólar a $19, 120 millones de dólares. El presupuesto presentado para 2019 es de 3.103 millones de pesos, que, con el dólar proyectado a $40.1 equivalen a 77 millones de dólares.

El año que viene habrá 43 millones de dólares (o 1724 millones de pesos) menos para inversión en prevención; compras y distribución de medicamentos para VIH, hepatitis virales, tuberculosis, lepra, malaria e Infecciones de Transmisión Sexual.

El costo del brutal ajuste que lleva adelante el gobierno nacional de la mano del FMI no debe recaer sobre las vidas de las personas con VIH, este ajuste es criminal e inaceptable. Y por lo tanto el Presidente Mauricio Macri debe ‘rehacerlo’”, dijo Lorena Di Giano, Directora Ejecutiva de Fundación GEP.

Foto: Jose Luis Schazenbach

También, al igual que el resto de las organizaciones, manifestamos nuestra preocupación por la eliminación del Ministerio de Salud y su sumisión como Secretaría dentro del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Según la Ley de Ministerios, la nueva Secretaría sólo “supervisará el diseño y ejecución de políticas relativas a la salud de la población y a la promoción de conductas saludables de la comunidad”.

“En casi tres años de gestión renunciaron tres Directores de la Dirección Nacional de Sida, Hepatitis, Tuberculosis e ITS. A fines de 2016 y principios de 2018 hubo faltantes de medicamentos y ahora se registran faltantes de reactivos y falta de stock para varios tratamientos de  VIH y Tuberculosis. Con el presupuesto presentado al Congreso es imposible comprar la totalidad de tratamientos necesarios. Unas 15.000 personas con VIH no recibiremos medicación y sin medicamentos nos morimos”, dijo José María Di Bello, Secretario de Fundación GEP.   

Cobertura colaborativa #DefiendolaSaludPública

“Eliminar el Ministerio de Salud no es meramente un cambio de nombre y de organigrama. Con esta medida impuesta por el Fondo Monetario Internacional, se ponen en riesgo la gran mayoría de las políticas públicas que dependen de esta cartera. Este retroceso histórico, implica la pérdida del poder de rectoría y de conducción estratégica de la política sanitaria nacional, permitiendo el avance incontrolado de las fuerzas del mercado y vulnerando no sólo los derechos de los ciudadanos y ciudadanas que acuden al sistema público de salud, sino que a su vez impacta negativamente en los millones de afiliados y afiliadas de la seguridad social. Así mismo, se profundizó tanto la fragmentación como el abandono de las políticas territoriales del Ejecutivo Nacional, delegando en los gobiernos provinciales y municipales la responsabilidad de poder garantizar o no las políticas sanitarias; impactando negativamente en la programación federal y la distribución de insumos y recursos. Eliminar el Ministerio de Salud implica ni más ni menos que degradar la salud, constituyendo un atentado a nuestro sistema público”, dijimos en el comunicado.

El ajuste en salud llegó a la sede del FMI: En este mismo sentido, la semana pasada nos manifestamos en la sede del Fondo Monetario Internacional, en Washington DC, en Estados Unidos donde denunciamos el ajuste en el presupuesto y presentamos una carta firmada por más de 30 organizaciones de todo el mundo a Christine Lagarde.

Carta: Pedido Urgente de la Sociedad Civil para salvar a Argentina de la inminente crisis de Salud

Letter: Urgent Request from Civil Society to Save Argentina from Looming Health Crisis

Además podés descargar el Comunicado Defiendo la salud pública que más de 300 organizaciones consensuamos y leímos ayer en el acto en Plaza de Mayo.

    ¡Al gran pueblo, Salud!

, , ,

Deja un comentario