La sociedad civil se manifestó por la urgencia de una nueva ley de VIH y hepatitis en el simposio de Fundación Huésped

Buenos Aires, 30 de agosto – La Directora Ejecutiva de Fundación GEP, Lorena Di Giano, participó hoy de la mesa de apertura del Simposio Científico de la Fundación Huésped, dedicada a “Hepatitis C: cura y acceso“. Con su exposición destacada en el programa como “La visión de la comunidad”, Di Giano hizo referencia al principal problema que enfrenta nuestro país para garantizar el acceso a tratamientos a todas las personas que lo necesitan: los precios abusivos de los medicamentos y su relación con el abuso que las corporaciones farmacéuticas hacen del sistema de patentes: “Las personas que necesitan curarse y no pueden esperar no deben ser rehenes de precios extorsivos para cuidar su salud” reflexionó mientras exponía los resultados del observatorio de precios de medicamentos de GEP que analiza las compras públicas de antivirales de acción directa (AAD).

_DSC8106Foto: José Luis Schanzenbach

En la misma mesa junto a Gabriela Vidiella, directora del Programa Nacional de Hepatitis Virales del Ministerio de Salud, Mark Hull, investigador de la Universidad de British Columbia (Canadá) y la Dra. Silvia Cortese, del Hospital Fernández, Di Giano repasó el fracaso del actual sistema de innovación y desarrollo en tratamientos y la influencia del abuso sobre el sistema de patentes que ha desplazado al medicamento como bien social para instalarlo como una mercancía en algunos casos lujosa. Para graficar este punto, el ejemplo elegido fue precisamente el de sofosbuvir, medicamento que cura la hepatitis C y que es conocido como “la pastilla de los U$S1.000” por su precio en los Estados Unidos (U$S84.000 por 12 semanas), cuya solicitud de patente se encuentra pendiente en nuestro país. Di Giano remarcó que GEP ha presentado una oposición a esta solicitud dado que la misma no cumple con los requisitos legales necesarios para que se le otorgue a la compañía solicitante los derechos exclusivos que permiten la fijación arbitraria de precios sobre un tratamiento que salva vidas. En la primera compra pública de este medicamento en nuestro país, a fines de 2015, se adquirieron 52.416 unidades a $51.105.600 a Gador (concesionaria de Gilead, a un precio por unidad de $975) y de 89.600 unidades a $20.966.400 a Richmond (laboratorio nacional que fabricó produjo y vendió la versión genérica a un precio por unidad de $234).

Al finalizar su exposición y entre aplausos de la audiencia, Di Giano reiteró su llamado a las autoridades para que las salvaguardas de salud sean utilizadas y en base a ellas la patente para sofosbuvir no sea otorgada y llamó a terminar con la falta de transparencia de la industria farmacéutica y a pensar nuevos modelos alternativos de innovación y desarrollo de las tecnologías de salud que no comprometan el acceso. En ese momento, numerosos miembros de la sociedad civil argentina con trabajo en VIH y hepatitis C subieron al estrado para exigir por una nueva ley de VIH y hepatitis virales, por la declaración de interés nacional de los tratamientos sustentables, la participación efectiva de las personas que viven con VIH y VHC en la respuesta pública a las epidemias y un enfoque de derechos humanos para eliminar el estigma y la discriminación.

_DSC8123

Foto: José Luis Schanzenbach

Entre quienes participaron de la manifestación con carteles que rezaban “No hay más tiempo: Ley de VIH YA”, “La salud no es un negocio” y “NO a la medicalización” estuvieron representantes de las organizaciones que están impulsando el proyecto de ley presentado en Diputados y que ya tiene dictamen de la Comisión de Salud: la propia Fundación Huésped, Fundación GEP, la Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos, la Red Bonaerense de Personas viviendo con VIH, la Red Argentina de Mujeres viviendo con VIH/sida y HCV sin Fronteras, entre otros.

, , , , , , ,

Deja un comentario